Lifting de brazo o braquioplastia

El Lifting de brazo (también conocido como braquioplastia) es la cirugía estética que se utiliza para quitar los excesos de piel de los brazos para que la piel se vea más tersa y firme. Se trata de una cirugía básicamente femenina, aunque hay algunos hombres que también se la realizan. Si el paciente tiene también un exceso de grasa en los brazos, el cirujano puede optar por combinar la braquioplastia con la liposucción de brazos para conseguir unos mejores resultados.

El Lifting de brazo se ha popularizado debido al incremento de diferentes cirugías de reducción de peso, como la cirugías de derivación gástrica, que permiten que se pierda peso en grandes cantidades pero dejando como resultado los molestos colgajos de piel. La liposucción de brazos, que elimina el exceso de grasa de los brazos, puede dejar como consecuencia una piel caída, que resulta antiestética pero que se puede quitar a través de la braquioplastia. También otras personas que no han pasado por estas cirugías pueden tener la piel caída y necesitar un lifting de brazos (o braquioplastia).

BENEFICIOS DE UN LIFTING DE BRAZOS

Un lifting de brazos puede brindar beneficios no solo estéticos, sino además funcionales. En los pacientes que hayan perdido peso de manera excesiva, el Lifting de brazo puede ser la mejor decisión para eliminar los sarpullidos que pueden tener estas personas en los brazos por el exceso de piel. También se consigue que la ropa se ajuste y quede mejor, haciendo que la persona se sienta más delgada y se sienta mejor.

La cirugía que se realiza en un Lifting de brazo es sencilla. Consiste en realizar una incisión en la parte superior del brazo, siempre en la cara interna. La forma y ubicación de la incisión variará en función de la cantidad de piel que el profesional deba extraer. En los casos más complejos, es posible que el corte se extienda desde el axila hasta el codo y sobre el lado del brazo cuya cara está pegada al cuerpo. En principio y para disimular la cicatriz que dejaría realizar en corte en línea recta, el cirujano posiblemente hará la incisión curva o en forma de Z o T. Recuerda que cuanto más larga sea la cicatriz, mejores serán los resultados que se obtengan.Si además el paciente quiere eliminar el excedente grasa sobrante, el Lifting de brazos puede complementarse con una liposucción. Una vez que se succiona la grasa, el cirujano procede a tensar la piel del brazo, y elimina el exceso de piel de la parte superior del brazo. La incisión se cierra con puntos de sutura. La cicatriz no puede evitarse y no desaparece por completo, pero un cirujano experimentado sabe donde ponerla para que sea difícil verla. Con el correr de los años, la cicatriz también se hace menos visible.

Una vez finalizada la intervención, se colocarán vendas elásticas en los brazos y se le administrará al paciente medicamentos para evitar dolores. Una vez trascurrida la primera semana, lo habitual es que la zona comience a deshincharse y que se empiecen a ver los resultados. Es probable que el cirujano indique acompañar el postoperatorio con una rutina de ejercicios suaves para fortalecer el tríceps.

El Lifting de brazos tiene pocos riesgos. Aún así, es necesario advertir que los más habituales suelen ser, además de los propios de cualquier cirugía: la acumulación de líquidos bajo la piel, la posibilidad de mala cicatrización, infecciones, heridas abiertas, adormecimiento prolongado del antebrazo o de la mano, y dolores temporales. En España, el precio de un lifting de brazos puede estar alrededor de 3000 euros para ambos brazos.

Minilifting de brazos

Si la piel que se necesita retirar del brazo no es mucha, el cirujano puede recomendar un minilifting de brazos. La diferencia que hay entre el minilifting de brazos y el lifting de brazos es que en el  caso del minilifting, la incisión es más pequeña y se realiza en la axila, por lo que es menos visible. El precio de un minilifting de brazos puede estar en España alrededor de unos 2000-2500 euros.