Cremas efecto Lifting

El paso de los años hace que la piel pierda la elasticidad, se vuelva menos tersa y se arrugue. Para aquellas personas que deseen mejorar el aspecto de su piel sin pasar por el quirófano existen cremas en el mercado con algunas de las propiedades de Lifting (de “estiramiento” de la piel). Sin embargo, la promesa de “borrar arrugas” no ha podido comprobarse científicamente. La FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) aclara que las cremas y lociones efecto Lifting son productos cosméticos, y no son considerados medicamentos. Esto significa que las cremas no son sometidas a pruebas rigurosas para comprobar la efectividad de las mismas como sí se procede con los medicamentos. Sin embargo, la FDA suele advertir sobre los ingredientes y sustancias que están contenidas en las cremas ya que algunos pueden llegar a ser nocivos para la salud. Como la FDA no evalúa las cremas por su efectividad, no existen garantías científicas de que las arrugas puedan reducirse mediante su aplicación.

El uso de las cremas con efecto Lifting se recomienda a partir de los 35 años, ya que es la edad en la que comienzan a aparecer los signos de flaccidez y cuando las arrugas empiezan a hacerse notorias. En esa etapa de la vida, empiezan a disminuir los niveles de estrógenos de la piel de las mujeres, lo cual provoca que el azúcar se acumule en los tejidos, se endurezcan las fibras de colágeno naturales de la piel y se acelere el envejecimiento con la aparición de las arrugas.

El mercado es bastante amplio a la hora de ofrecer cremas y geles con efecto Lifting. Si se utilizan de manera constante, estas cremas pueden ayudar a tensar la piel evitando la formación de nuevas arrugas y atenuando las arrugas existentes. Además, el uso frecuente de las cremas con efecto Lifting protegerán la piel de las agresiones externas, hidratándola y haciéndola mas suave al tacto. Quienes utilizan las cremas podrán mejorar su aspecto y retrasar los efectos del envejecimiento, aunque nunca tendrán los resultados que obtendrían si se someten a una cirugía de Lifting o a un lifting láser. El uso periódico podrá atenuar las arrugas jóvenes y generar un leve efecto de tensado de la piel, pero no combatirá las arrugas profundas ni podrá tensar la piel como lo hace una cirugía de Lifting.

Una crema efecto Lifting reconocida en el mercado puede conseguirse entre 40 y 100 euros en cualquier perfumería de España. Antes de comprar una crema, es necesario una consulta al dermatólogo, que le indicará cual es la más indicada para su tipo de piel.

Al utilizar una crema de efecto Lifting, deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Las cremas que se venden sin receta contienen concentraciones de los ingredientes más bajas que aquellas que se venden con receta, por lo tanto también son menos efectivas. Por lo tanto, los resultados de estas cremas son limitados y  duran poco.
  • Algunas investigaciones sugieren que ciertos ingredientes que se utilizan en las cremas de efecto lifting pueden mejorar el aspecto de las arrugas. Sin embargo, la mayoría de las cremas antiarrugas no han podido probar ese beneficio.
  • Los precios de las cremas no tienen relación directa con la efectividad. Una crema más cara no significa que sea más efectiva que un producto de inferior valor.
  • Para notar mejorías, necesitarás utilizar la crema efecto Lifting una o dos veces al día y durante varias semanas. Si detienes el tratamiento, el aspecto de la piel volverá a ser como era antes de utilizar la crema.
  • Algunos productos pueden causar irritación de la piel, quemaduras o enrojecimiento. Debes leer detenidamente el prospecto para minimizar los posibles efectos secundarios.