¿Qué es un Lifting?

El Lifting es una cirugía estética que consiste en eliminar las arrugas de la piel de una mujer o un hombre, a través de la cirugía estética. Esto se consigue estirando la piel y quitando los excesos de piel que han aparecido como consecuencia de diferentes factores como por ejemplo el paso del tiempo o una reducción de peso importante. El objetivo que se persigue con el lifting es rejuvenecer el aspecto de una persona. La cirugía del Lifting podría ir acompañada de otra cirugía estética, como la liposucción (por ejemplo, si fuera necesario retirar el exceso de grasa) o de un tensado de los músculos que están por debajo del área tratada (lifting submuscular), con el fin de obtener mejores resultados. La conveniencia de realizar también otras cirugías para conseguir los resultados deseados, será evaluada por el cirujano según el caso particular de cada candidato.

Una operación de Lifting puede durar de 2 a 6 horas, dependiendo del caso y la zona a tratar. Si bien el Lifting más popular es el Lifting facial, esta cirugía estética también puede realizarse en otras áreas del cuerpo como en los muslos, brazos, cuello, glúteos, párpados o cejas entre otras.

Existen diferentes opciones para conseguir los objetivos estéticos que persigue un lifting. Una opción sería pasar por un quirófano y someterse a una cirugía estética de lifting o estiramiento de la piel. Para aquellos que no quieren correr con los riesgos de la cirugía, existen otras opciones sin cirugía como son: el lifting láser, o las cremas faciales de efecto lifting. Estos tratamientos no son tan eficaces como el lifting con cirugía, pero también se consiguen buenos resultados. En cualquier caso, y tanto si uno decide someterse o no a esta cirugía, es importante que ponga los medios para cuidar la piel y evitar o retrasar la formación de arrugas en la piel a través de una serie de consejos.